Cuidados de tu piel en invierno

Hidratar nuestra piel en invierno es vital (MODACANARIA)
Hidratar nuestra piel en invierno es vital (MODACANARIA)

@modacanaria | No sé a ustedes, pero a mí me gusta mucho el invierno; me encanta la idea de refugiarme en casa, envuelta en una manta, mientras fuera arrecia el temporal. Sí, adoro el invierno… pero mi piel no. En cuanto llega el frío, aparecen las rojeces, la sequedad, esas pequeñas irritaciones… ¿Os suena? Si queremos mantener en estas fechas un cutis radiante, ¡no podemos bajar la guardia!

Para protegernos de estas molestias, existen unos hábitos evidentes, como la utilización de crema hidratante. Te recomiendo que te la apliques diariamente, incluso aunque no vayas a salir a la calle en todo el día. Primero, porque su efecto es acumulativo: cuanto más regularmente la emplees, más radiante será tu aspecto. Pero también porque, en estas fechas, tendemos a abusar del agua caliente, tanto en la ducha como durante nuestro ritual de limpieza del rostro. Esto provoca una desaparición paulatina del manto hidrolipídico, la protección natural de nuestra piel, que habremos de compensar con una buena rutina de hidratación.

Otro enemigo a tener en cuenta es el sol, aunque ahora no lo encuentres y vayas buscando desesperadamente sus rayos. Nada que objetar, todas sabemos cuán beneficioso puede ser para nuestro ánimo y salud. Pero siempre con precaución y siempre con protección. Recuerda que la mejor crema antiarrugas es un buen protector solar. Si, además, eres aficionada a los deportes de invierno, es hora de invertir en protectores solares de calidad. Esto es algo en lo que incido siempre: en algo tan delicado como la piel del rostro, la calidad es imprescindible. Por ejemplo, mi crema favorita es de la casa Nu Skin. Necesito la confianza que aporta el saber que se trata de una excelente formulación elaborada por una empresa líder en el cuidado de la piel.

Aunque estemos calentitas y protegidas en el interior, los cuidados no deben cesar. Un gran enemigo para tu piel en esta época del año es el radiador. ¿Sabías que el exceso en el empleo de calefacción reseca tu piel, pudiendo dejarla apagada y sin luz? Para luchar contra ello, evita tenerla demasiado alta. Es invierno, es más lógico vestir un cómodo y espeso jersey que la camiseta de tirantes que luciste durante los meses cálidos. Además, para evitar el aire reseco, puedes emplear humidificadores o colocar sobre el radiador paños húmedos que harán el ambiente más respirable. Si al tiempo los rocías con tu colonia o perfume favoritos, lograrás un plus de bienestar.

Bebe agua. Si en verano la deshidratación es más evidente, en invierno se convierte en el enemigo silencioso. No apetece beber agua fría, no nos parece que estemos sudando y lo vamos dejando pasar… ¡gran error! La calefacción y el cortante viento helado resecan nuestra piel casi más que un sol agosteño. Si no podemos obligarnos a beber agua, las infusiones pueden ser una excelente alternativa. Además de eso, tienen múltiples propiedades. Me encanta empezar a trabajar teniendo a mi lado una humeante taza de infusión de regaliz, hierbabuena e hinojo.

Mantén tu piel a salvo y ¡disfruta del invierno!

También te puede interesar