Charora, de Kaysi Interiores: “Debemos adaptar la vivienda a nuestra forma de ser y nuestro estilo de vida para conseguir el bienestar total”

@modacanaria | #yomequedoencasa fue uno de los hashtags más populares durante el confinamiento. Estar en casa nos hizo tomar conciencia del espacio doméstico, de sus virtudes y sus carencias. Por eso, esta semana entrevistamos a una experta en crear hogares, con personalidad y donde nos sintamos a gusto. Hablamos con Charora Herrera, de la empresa Kaysi Interiores, que engloba interiorismo, renovación y artículos hechos con mucho amor. En su web https://kaysi.es/, además de poder contratar sus servicios, puedes adquirir mobiliario renovado para que puedas darle una nueva vida, así como muchos productos hechos a mano en madera de pino y con su sello personal.

Moda Canaria.- Durante el confinamiento muchos hemos vuelto a dar importancia al hogar, a la sensación de bienestar que nuestra casa nos proporciona. De hecho, algunas tareas que hemos hecho para “entretenernos” han sido limpiezas generales, los más manitas se han atrevido con las reformas o incluso pintar o reformar muebles… ¿A partir de ahora se prestará más atención a los hogares para lograr el bienestar físico y mental? ¿Puede nuestro entorno mejorar nuestro estado de ánimo?

Kaysi Interiores.-  Creo que lo que hemos vivido es algo nuevo para todos, y el estar tanto tiempo en casa hizo que nos diéramos cuenta de la necesidad de tener un “hogar”, que para mí, no es lo mismo que una casa.  Es decir, deberíamos adaptar la vivienda a nuestra forma de ser, nuestro estilo de vida y estar cómodos en ella, si no, creo que no se consigue el bienestar total. Así que, rotundamente sí: considero que el entorno tiene mucho que ver en cómo nos sentimos día a día.

MC.- El teletrabajo es una tendencia laboral actual que ha transformado la idea de que los trabajadores deben salir de casa para ir a trabajar. ¿Qué consideras básico o cómo construirías una pequeña oficina en casa? ¿En qué tipo de mobiliario debemos invertir? 

KI.- Lo más necesario para mí es una buena silla. Es muy importante mantener la higiene corporal al trabajar y así evitar problemas de salud. El resto de mobiliario dependerá mucho del trabajo a realizar. Yo trabajo en casa y necesito una mesa grande para poder ver los planos, bocetos, muestras… Si tu trabajo no requiere de ‘papeleo físico’, es posible que una pequeña consola y un portátil sean suficientes para ejercerlo. Tendría en cuenta también qué quiero que se vea: si cuando termine mi jornada quiero que quede recogido, elegiría un mueble con algún cajón para guardar todo lo relacionado con el trabajo. Y para ubicar nuestra ‘oficina’ elegiría un lugar cerca de una fuente de luz natural, ya que es muy importante para trabajar y por norma general, se suele ubicar en un espacio que sea de uso diario, por ejemplo, en el salón.

MC.- En decoración, ¿mezclar estilos u optar por uno solo?

KI.- Muy buena pregunta. Para mí, depende muchas veces de la casa o el entorno. Según el contexto de la vivienda, podemos ceñirnos a un solo estilo o realizar una mezcla; no es lo mismo una casa en una zona fría que una vivienda en la costa. Cambia la perspectiva, cambian los materiales y los acabados y también la forma de aplicarlos. Hoy en día se han visto estilos que se han creado por la mezcla de varias tendencias y son espectaculares. Así que, para contestar tu pregunta, creo que va a depender del proyecto que estemos haciendo en ese momento y su ubicación.

MC.- Hablemos de colores, ¿eres partidaria del color? ¿Recurres a algunos con más frecuencia que otros? ¿Qué debemos tener en cuenta para no saturar con tanto color?

KI.- La psicología del color es un aspecto muy importante a la hora de tomar decisiones. Algo que siempre tengo en cuenta, es si se trata de tonos fríos (relajantes, frescos…) o si son cálidos (estimulantes, enérgicos…). En general me muevo mucho en los tonos neutros (blancos, arena, grises) pero si tuviera que elegir uno distinto para paredes, sería la gama de verdes-grisáceos. 

Uno que no suelo utilizar es el naranja; admito que hay ocasiones que no le veo tanto atractivo, a no ser que hablemos de una decoración con toques africanos o marroquíes, con mucho colorido, y mayoritariamente, en elementos textiles. 

Para no saturarnos, creo que el color es importante en su justa medida. Dependiendo de sus características, puede usarse en paredes (que normalmente tiene una mayor duración en el tiempo) y quizás no en toda la habitación, sino elegir una que sea la protagonista; o en elementos más efímeros o fáciles de cambiar, como textiles, decoración, etc.

MC.- ¿Cuáles son tus materiales preferidos?

KI.- En cuanto a materiales, me siento muy cómoda con la madera. Creo que es un material muy cálido y agradable, así que en un proyecto nunca debe faltar, aunque sea en algún detalle. 

También me gusta mucho el aspecto industrial del acero que, según el proyecto y combinado con la madera, es caballo ganador. 

MC.-  ¿Qué es lo que más te gusta en las casas?

KI.- Si te refieres a un aspecto visual, me quedo con la luz natural. Para mí es importante que haya luz o la posibilidad de conseguirla, ya que la vivienda respira de otro modo. En lo que respecta a una estancia, me gusta mucho el salón por ser la zona que disfrutamos en familia, aunque para proyectar, me gusta mucho la calidez que aportan los dormitorios, con sus luces de ambiente y sus cojines mulllidos.

MC.-  ¿Hay algo en decoración que no puedas soportar?

KI.- Quedarme a medias jajaja. No soporto que, por situaciones ajenas a mí, un proyecto se quede sin terminar, porque cada obra es única y siempre apetece verla materializada, ver cómo queda al final.   Y cuando eso pasa, es como si me faltara algo. 

MC.- ¿Cuáles son las tendencias en decoración para este otoño/invierno? 

KI.- Pues se seguirá llevando mucho los tonos neutros cálidos (blancos, nude, salmón…) y algún toque de Classic Blue o Verde oscuro. Además, los materiales naturales: madera, bambú… siguen teniendo protagonismo en lámparas o muebles, sobre todo. Las piezas de artesanía, como jarrones o cerámica, también se harán un hueco. En cuanto a estilo, tenemos el <japandi>, una mezcla de estilo escandinavo con toques japoneses, donde el minimalismo es esencial.

MC.- ¿Se puede decorar una casa con poco presupuesto? ¿Mejor mucho low cost o pocas cosas con una buena inversión?

KI.- ¡Claro que es posible! Empecé a estudiar interiorismo porque consideraba que la decoración debe estar al alcance de todos, y para todos los bolsillos. Está claro que con dinero se consiguen muchas cosas; materiales última moda, muebles espectaculares y proyectos increíbles, pero mi reto día a día es ofrecer la posibilidad de que cualquier persona, sea cual sea su presupuesto, pueda conseguir hacer de su casa, un hogar. 

Además, pienso que hay piezas esenciales, que nos gustan más y en las que podemos invertir algo más de dinero. Pero tampoco destierro el low cost porque en ocasiones, hay proyectos que lo necesitan y, además, también se consiguen muy buenos resultados. Solo hay que saber elegir.

MC.- ¿La decoración de una casa debería ir cambiando con el tiempo o debe ser atemporal?

KI.- La decoración forma parte de nuestro día y a día y nosotros también tenemos nuestras propias tendencias. Por ello, considero que debería ser atemporal en un 75%; mobiliario y piezas importantes fijas, y el 25% restante, más de tendencia en textiles, objetos y elementos fáciles de cambiar. Creo que, para el medio ambiente, no es lo mismo desechar un mueble que un portavelas, y menos cuando aún está en buen estado. 

Por ello, en Kaysi dispongo de un apartado de muebles renovados, donde hay piezas en buen estado, que he arreglado y puesto a disposición de quien quiera venir a verlos; para una vivienda, para un local comercial… Hay distintas opciones y lo mejor… Que ya tienen un acabado diferente y exclusivo para el cliente que quiera darle esa segunda oportunidad.

Más artículos
marta Sanchez marco y maria
Marco & María protagonizan un cuento en el Jardín Botánico