Sensaciones

Rubén Delgado | Ya hemos hablado en varias ocasiones de los efectos que genera la práctica de cualquier actividad física y deportiva para nuestro organismo. Muchos nos habremos preguntado ¿por qué me siento tan bien cuando hago deporte? Esta pregunta es fácil de responder para cualquier persona que lo ha experimentado. En primer lugar porque sabemos que estamos haciendo algo bueno para nosotros mismos, porque al mirarte al espejo y verte con buenos ojos sube la autoestima y autoconfianza.

Si les hago la pregunta a la inversa, tal vez se vea más claro. ¿Por qué nos sentimos mal cuando tenemos hábitos poco saludables? copiosas comidas, subimos de peso, dormimos poco, etc. La razón será precisamente porque vemos que nos encaminamos hacia el lado totalmente opuesto al que quisiéramos ir.

También existen razones fisiológicas para explicar éstas reaccione, las ya conocidas endorfinas, las cuales si practicamos deporte de forma regular, se liberan y reducen la sensación de dolor, la ansiedad y producen bienestar físico. Es como una vitamina que nos mantiene activos, alegres y más positivos.

Cada día, al acabar de entrenar, salga mejor o peor de lo que esperaba, mis sensaciones son siempre positivas, la satisfacción de superarme cada día, la mejoría diaria, el esfuerzo que generalmente desencadena en una gran recompensa y sobre todo el hacer lo que me gusta, hacen que mi vida sea un poco más positiva, satisfactoria y plena.

deporten

También te puede interesar