Review: sérums y cremas Sothys, la ecuación perfecta

@modacanaria | Si eres asidua/o a los tratamientos de belleza en cabina en centros especializados, seguro que te sonará la marca Sothys. De hecho, cuando comenté en Instagram que yo la había probado en el spa del Hotel Botánico (en Tenerife), fueron muchas las que me comentaron que la conocían de diferentes centros de belleza de las islas, y que estaban encantadas con los resultados. Por eso hoy me gustaría hablarles de esta marca y de mis dos últimas incorporaciones a mi rutina facial: la crème jeunesse vitalidad y sérum jeunesse desintoxicante antiradicales que, aunque pueden utilizarse en casa, son ideales para complementarlo con el tratamiento intensivo en cabina jeunesse Sothys. De esta manera aumenta la efectividad del tratamiento que tiene como objetivo preservar la juventud.

De hecho, tal y como se puede deducir, proteger la piel día tras día y luchar visiblemente contra los signos de la edad son los objetivos de Sothys. Y una de las preocupaciones de muchas mujeres, sobre todo cuando somos adultas.

Qué es Sothys

Para quien todavía no la conozca, Sothys es una empresa francesa de origen familiar que, desde hace 70 años, promueve su pasión por la perfección y una misma búsqueda de la belleza global para las mujeres y los hombres a través de su alta eficacia y momentos bienestar absoluto. Se trata de una marca especializada y experta en estética de vanguardia, de hecho, sus productos sólo se venden en centros de estética y spas, y sus puntos fuertes son la investigación e innovación.

Si quieres adentrarte en su universo, puedes dirigirte a la zona de contacto de la web de Sothys https://www.sothys.es/es/contacto para que los profesionales de la marca puedan explicarte más detalles, sin compromiso alguno, ya sea online o bien recomendándote el centro de estética o spa más cercano para que allí te puedan prescribir los cosméticos más adecuados en tu caso. Ya sabes lo que siempre digo: déjate asesorar siempre por un buen profesional para invertir en lo que mejor te vaya a tu piel, y a sus necesidades.

Sérum y Crema = La ecuación perfecta

Sus profesionales, en función de la información sobre mi tipo de piel, edad y necesidades, me recomendaron la combinación de dos productos: un sérum (entre los 6 que tienen para cada tipo de necesidades: unificador, firmeza, reconstituyente, desintoxicante anti-radicales, arrugas y óvalo perfecto) junto con una crema (existen 5 objetivos de juventud diferentes: vitalidad, arrugas, firmeza, reestructurante y redensificadora). De estas opciones, lo mejor para mi piel es la combinación del sérum jeunesse desintoxicante antiradicales y la crème jeunesse vitalidad.

¿Quieres conocer mi experiencia con ambos productos? ¡Vamos allá!

Sérum jeunesse desintoxicante antiradicales

 

Este sérum de textura “efecto glowy” penetra de inmediato para proteger visiblemente la piel de los radicales libres y optimizar la renovación celular. Se caracteriza por tener dos tipos de activos:

  • Los activos dermo-desintoxicantes: el activo clave es el EGCG de té verde, que libera de forma progresiva las moléculas fitoactivas para una acción anti-radicales y anti-inflamm’aging. Junto con el activo complementario dermo-desintoxicente: el extracto de diente de león, son filtros anti-polución desintoxicantes seleccionados para limitar los efectos negativos de la polución en la superficie de la piel.
  • Los activos dermo-renovadores: el extracto de higo chungo, un auténtico micro peeling vegetal para favorecer la renovación celular así como restaurar el resplandor de las pieles contaminadas.

Presentación

Sothys cuida mucho la presentación de sus productos, utilizando sobre todo los colores plateados y dorados (en función de la línea) y un diseño donde se destaca la marca, el nombre del producto y su beneficio principal.

En el caso del sérum, viene en una caja de cartón en color gris, el logo en plateado y demás información en blanco. Una vez abierta la caja, nos encontramos con un envase de 30 ml. (ideal para los viajes, yo siempre pensando en lo mismo) cilíndrico, en color gris oscuro, muy ligero, con una tapa transparente que deja ver el dosificador.

Primeras impresiones

El dosificador es un acierto teniendo en cuenta la textura ligera del sèrum. No es tan líquida como para poder haber escogido un envase cuentagotas ni tan cremosa como para optar por un envase abierto. Personalmente prefiero este tipo de sistemas dado que considero que se desperdicia menos producto y con uno-dos presiones tienes la cantidad perfecta para la aplicación.

La textura, según dice el envase, tiene “efecto glowy”: se trata de un pigmento, como una especie de luz o resplandor muy sutil (ojo, no es un iluminador como el que conocemos de maquillaje). Es muy ligera, penetra muy rápido y es cero aceitosa (punto a su favor, ya saben que soy muy especial para las texturas) y deja un efecto de piel iluminada, descansada.

En cuanto al olor, es también muy ligero y huele a té verde, también muy sutil y muy fresquito. Para aquellos que no son amantes de los olores fuertes o demasiado “marcados” (a mí por ejemplo todo lo cítrico me acaba cansando), es un aroma ideal.

Modo de uso

Se recomienda aplicar por la mañana y por la noche sobre el rostro y el cuello (1 utilización = 1 a 2 presiones) y continuar luego con la crema de tratamiento adaptada.

Resultados

Tras 10 días usándolo, para mí el sèrum es lo que más me ha costado incorporar a la rutina, dado que no estaba acostumbrada a este paso (siempre he usado contorno y crema hidratante y algún aceite antes de dormir, aunque odie su textura), sin embargo, no sé si es porque es lo primero que me aplico después del tónico, que creo que te aporta un resultado inmediato. En primer lugar, una vez aplicado, noto el tono de la piel mucho más unificado, más rosado, lo que me aporta un efecto menos cansado al rostro. Está inspirado en un tratamiento détox, ideal para cuando la piel te manda señales como tirantez, color apagado, y pequeñas arrugas y pliegues comienzan a ser visibles, como era mi caso.

 

 

Crème jeunesse vitalidad

Para potenciar aún más los efectos, se recomienda aplicar una crema después del sérum. En mi caso, la crème jeunesse vitalidad, ideal para mujeres de 30 a 35 años, que aprecian falta de resplandor, fatiga y arruguitas en la piel.

En el corazón de esta crema, al igual que en todas, tenemos el ßP3, es decir, un tri-complex ™ azafrán-sófora-péptidos* para proteger la piel a diario, complementado con un conjunto de activos específicos para tratar los signos del envejecimiento cronológico natural.

Los activos que podemos encontrar son:

  • Complejo chrono-dinamizador (sales de Mg, Cu, Zn, Ca) para remineralizar.
  • Pore refiner system para matificar y reducir los poros.
  • Ácido fítico (innovación): para reparar con suavidad.

 

Presentación

Mientras el sérum juega con los tonos plateados y grises, el pakaging de la crema es una caja de cartón, en color blanco y dorado. En su interior viene la crema, que contiene 50 ml. de producto. También en blanca con la tapa de rosca en color dorado, junto con una pequeña espátula para no coger el producto directamente con los dedos y contaminarlo.

Primeras impresiones

La textura es densa, pero se aplica muy bien y se absorbe rápido. El perfume también sigue siendo muy sutil y ligero: al no ser empalagoso se complementa con el sérum, por lo que no deja sensación de pesadez ni de texturas ni de aromas.

Modo de uso

Aplico una “cucharadita” de crema, por la mañana y noche sobre rostro y cuello, justo después del sérum anterior.

 

Resultados

La crema completa el efecto de “buena cara” que ya se inician con el primer producto. Quizás por la textura, noto que ilumina más el sérum, pero que la crema alisa un poco más las líneas de expresión y esas pequeñas arrugas. Noto como se “rellenan” de manera inmediata, no desaparecen, pero sí que se atenúan muchísimo. También tiene efecto de “iluminar”, y junto con el anterior deja un acabado aterciopelado y muy “glow” en la piel.

En conclusión, para mí el combo perfecto es invertir en estos dos productos que, aunque por separado se notan sus efectos, es realmente juntos cuando aprecias un resultado más evidente desde la primera aplicación. A medida que han pasado los días, noto la piel mucho más “sana”, más descansada y esa luz que aporta ha hecho que, salvo un poco de corrector para las manchitas, apenas sea necesario aplicar una base de maquillaje, aunque sí un factor de protección solar, especialmente durante el día. Y si ya completamos el protocolo con un tratamiento de cabina en un centro especializado (el famoso tratamiento intensivo jeunesse Sothys) tendremos una experiencia completa para combatir los efectos visibles del paso del tiempo.

También te puede interesar

Deja un comentario