Reglas básicas para combinar estampados

@modacanaria | Combinar estampados continúa siendo una de las tendencias del momento, probablemente de las más arriesgadas y que requiere de un poco de práctica. Si aún no te atreves, mira los trucos básicos que te explico hoy para combinar cuadros, flores, rayas o lunares (en definitiva, cualquier estampado que se te ocurra) sin ningún miedo y acertando siempre en todas tus combinaciones. Por cierto, ¡estos trucos también puedes llevarlos al ámbito de la decoración!

Repetición de colores: una regla básica si decides combinar estampados es combinar prendas con estampados que tengan un mismo color común. Si ese color predomina en ambas prendas, seguro que la combinación es perfecta. Aunque también puedes combinar una prenda donde el color sea más protagonista que con otra que esté en segundo plano. Esto último requiere de un poco de práctica…

Combinación de tamaños: otra opción en el mix de estampados es combinarlos teniendo en cuenta su tamaño. Si optas por una prenda con un maxi estampado, mejor combinarla con otra donde el tamaño sea más pequeño y sea más discreto. 

Combinación de estampados similares. Las prendas con estampados similares en tamaño pueden combinarse bien, salvo excepciones, si los estampados son en diferentes colores.

Combinación de estampados de diferentes intensidades. Otra forma de mezclar estampados en tus looks es elegir una prenda estampada de un color intenso y otra con un contraste más bajo, de tal manera que pueda parecerse a un tono neutro. Con esto creamos un look interesante sin verte muy cargada.

Regla 60-30-10. Tomando como referencia el punto anterior sobre los tamaños de los estampados, otra posibilidad es combinarlos en función de la siguiente regla: el estampado más grande debe ocupar el 60% del total del conjunto (por ejemplo, unos pantalones), el estampado mediano el 30% del total y el pequeño el 10% del conjunto. Es importante dosificar de esta manera los tamaños para que el total look no se vea tan recargado.

Uso de prendas neutras. Si quieres combinar dos prendas de diferentes estampados, pero te ves en el espejo como muy “recargad@”, recurre a prendas de colores neutros (negro, blanco, gris, etc.) para crear un “bloque” de separación. De esta manera se rompe el efecto visual y no parece too much, sino algo más armónico (dentro de lo que cabe, claro). 

Espero que estos sencillos trucos te hayan servido para animarte a mezclar más y conseguir looks más divertidos y actuales. ¿Me etiquetas en redes sociales con tus combinaciones?

También te puede interesar