Qué vestidos de novia te favorecen en función de tu cuerpo

@modacanaria | Encontrar el vestido de novia perfecto es uno de los retos a los que nos enfrentamos las futuras novias meses antes de la boda. El pensar que todas las miradas van a estar puestas en ti ese día, unido al hecho de que debes estar a gusto con tu vestido, hacen que inviertas muchas horas en buscar y, sobre todo, probarte todos los vestidos que te gusten. Pero una cosa es que te gusten y otra cosa bien distinta es que te favorezcan. Es algo que me ocurrió a mí cuando empecé a probarme vestidos de novia: la línea de vestidos que tenía en mente no me favorecía en absoluto.

Por eso, para facilitarte la elección, hoy te doy algunos tips sobre vestidos de novia y cuáles te favorecen en función de tu cuerpo. Así que mírate en el espejo, define tu cuerpo (triángulo, manzana, rectángulo, triángulo invertido y reloj de arena) y piensa qué quieres resaltar y qué disimular. Con el vestido queremos equilibrar la proporción entre hombros y cadera y definir la cintura, por lo que a continuación te diré qué corte de vestido te va mejor:

Triángulo o pera

El cuerpo triángulo o pera tiene las caderas más anchas que los hombros. Por este motivo, debemos centrar la atención aportando volumen en la parte superior con detalles como corpiños o tejidos como los drapeados, broches, encajes, mangas y accesorios de gran tamaño. Si no eres de detalles en la parte superior, apuesta por un escote barco o un cuello con volumen. Evita siempre escotes en la espalda, tan de moda últimamente. Y, además, procura no ir ceñida en la parte inferior porque solo lograrás acentuar las caderas.

Los vestidos ideales para este tipo de cuerpo son el corte princesa, el corte imperio y la silueta en A.

PERA-NOVIAS

Redondo o manzana

El cuerpo redondo o manzana tiene volumen tanto en el busto como en la cadera, pero, ojo, sin cintura definida. Lo que necesitamos es disimular las curvas y por eso los drapeados y los tejidos suaves son la mejor opción, huyendo del encaje y los vestidos demasiado rígidos o entallados. Los vestidos camiseros, los de inspiración helénica y los escotes corazón te favorecerán mucho, así como los escotes en V o en U.

Si tienes este cuerpo, te favorecen los cortes de cintura alta como el imperio o la silueta en A.

NOVIA-MANZANA

Triángulo invertido

En este tipo de cuerpos los hombros son más anchos que la cadera. Para equilibrarlo, tan solo debemos crear volumen en la parte inferior del cuerpo con faldas vaporosas, volantes y tejidos como el tul, encaje, tafetán, organza, chifón, organdí… Para la parte superior podemos apostar por un escote de corazón o palabra de honor.

TRIANGULO-INVERTIDO-NOVIA

Rectángulo

Aquí las proporciones entre hombros y cadera son iguales, pero no hay una cintura definida. Lógicamente, debemos apostar por definir esta parte del cuerpo con vestidos que simulen curvas, bien que tengan un corte en la cintura o con la ayuda de algún detalle como una faja o cinturón. Un diseño con péplum o corsé y/o una falda muy voluminosa sería la opción ideal. En la parte superior los cuellos no deben ser rectos ni cuadrados, y hay que evitar los tirantes demasiado finos.

rectangulo-novia

Reloj de arena

Es la figura más equilibrada, donde el busto y la cadera son iguales en anchura y la cintura definida. Los vestidos sirena son los que mejor te sentarán.

NOVIA-ARENA

Otros aspectos a tener en cuenta

Pero no solo el tipo de cuerpo cuenta a la hora de encontrar el vestido de novia perfecto, también debes tener en cuenta:

  • La estatura. Si eres bajita, puedes ganar altura con un corte imperio, un escote con forma de V (para alargar el cuello) y, por supuesto, ¡un buen taconazo! Mientras que si eres alta, escoge un vestido simple o en silueta A, tirantes finos o palabra de honor.
  • El volumen. Si eres delgadita debes crear curvas con faldas amplias con mucho volumen y cinturas ceñidas. Si por el contrario eres más bien rellenita, elige tejidos lisos y un corte imperio o línea A.
  • El pecho. Si tienes mucho pecho escoge un escote curvo o cerrado; mientras que si tienes pecho pequeño elige un corpiño, un corte halter o un vestido con muchos detalles en esta zona.

Seguro que si sigues estos consejos la búsqueda del vestido perfecto te será aún más sencilla. Y si lo haces, cuéntame qué tal te ha ido. ¡Mucha suerte!

Más artículos
Muchas novedades en la III edición de Gran Canaria Gran Canaria Fashion and Friends