Nueva boutique Maison Yolé en Fuerteventura

Maison Yolé abre sus puertas en Fuerteventura

@modacanaria | Hoy estamos frente a una masiva industrialización del sector de la moda con productos realizados cada vez en mayor cantidad. Para responder a esta tendencia Maison Yolé basa su estrategia en la artesanía, la tradición y la exclusividad.

Maison Yolé Fuerteventura

En el número 19 de la calle Gerardo Estévez Martín, en Corralejo, abrió sus puertas hace unas semanas la primera casa de moda de Fuerteventura Maison Yolé. Situada en una arteria del centro histórico, nos permite obtener una visibilidad importante y posicionarnos en un prestigioso marco artesanal español dentro de las Islas Canarias. Un lugar donde se tiene el privilegio del contacto con el consumidor y se favorece la promoción de la calidad del producto y del saber hacer, para crear una conexión emotiva con los clientes, y permitir que puedan beneficiarse de una experiencia única.

El negocio además, debe ser un expositor de magia y sueño, un lugar de vida para el consumidor gracias a la utilización de canales multisensoriales, visuales, auditivos e incluso táctiles. El interiorismo desde la iluminación al mobiliario, se han creado con material reciclado, lo que significa un negocio en sí mismo. Esta tienda ha sido proyectada por el trío creativo de Maison Yolé (Walter, Hamlet y Linda) transformando un punto de venta, en una verdadera galería de diseño, muy cerca del arte, con el fin de mejorar notablemente la experiencia del cliente, para darle la sensación de encontrarse en un ambiente único y exclusivo. Los artículos que encontraremos en la tienda resaltarán la necesaria comunicación de una experiencia. Eso va más allá de una simple compra para volver a conectar con los valores de la tradición y la excepción. Más que nunca el consumidor de moda necesita reconectarse con el universo de una casa de moda, en un contexto de profundo cambio de este sector que se ha convertido en demasiado industrial e impersonal. El deseo de Maison Yolé a través de su universo, es brindar al cliente una experiencia extra, una experiencia de vida, que va mucho más allá de la adquisición de un producto.

La Casa pone en el centro de su propia estrategia de comunicación y marketing, el trabajo artesanal, la exclusividad y la elegancia, diferenciándose de otros por su identidad propia y por su producción artesanal de kilómetro cero (íntegramente realizada por el trío creativo) con materiales exclusivos, reciclados o eco-compatibles.

Para transmitir el valor del sueño, de la magia, de la exclusividad y de la excelencia, es necesario reconectar emotivamente con el cliente quién desea estar en el centro de una experiencia única y al mismo tiempo asombrarse.

Más artículos
Blancas y radiantes: nueva colección 2015 de Pronovias