Las 5 mentiras del cuidado facial

cuidadofacial

@modacanaria | Hace unos días el equipo de CanariasMakeup.com citó a algunas youtubers e influencers en belleza para presentarnos algunas de las novedades que van a lanzar próximamente. Agradezco este tipo de reuniones, no sólo por la información y la compañía, sino también porque se producen en un marco distendido donde se habla de otros temas relacionados con la belleza y conocemos diferentes puntos de vista y trucos. Precisamente aquí tratamos el tema del cuidado de la piel como base fundamental (más que la propia base… ¡chiste malo!) para un buen maquillaje.

Realmente prestamos muchísima atención en leer y probar muchos productos de maquillaje pero olvidamos cuidar el lienzo: nuestra piel. Y dentro del mercado de los productos skincare, aquellas que, como yo, solemos aplicarnos nuestras cremas a diario, olvidamos algo fundamental: leer el etiquetado de los productos.

cuidadofacial4

 

Al igual que prestamos más o menos atención en los productos de alimentación (que si la grasa, el azúcar, las calorías, etc.), si hiciéramos lo mismo en los productos skincare podríamos llevarnos más de una sorpresa.

Por eso, hoy me he atrevido a escribir este post con las 5 mentiras que nos encontramos en este sector:

  1. Las cremas con efectos (láser, lifting, botox, etc. etc.) NO son más eficaces. Ninguna crema es capaz de reafirmar una piel no firme, ni de eliminar arrugas o grasa, el mejor tratamiento es la prevención y una buena hidratación y nutrición.
  2. Las cremas que destacan ingredientes “exóticos” como veneno de serpiente, aceite de rosa mosqueta, caviar, oro, baba de caracol… NO son más eficaces. Lee siempre la cantidad de ese ingrediente que contienen estas cremas. Muchas de estas cremas, ya sea por la cantidad tan mínima que contienen, o por la forma de encapsular dichos ingredientes, apenas atraviesan la capa superficial de la piel.
  3. Las cremas caras NO hacen mayor efecto. Los efectos positivos no justifican, en muchas ocasiones, las diferencias de precio existentes entre productos. Hay cremas de gama alta que rozan los 500€ con la que puedes obtener los mismos resultados que con una de 10€. Las diferencias que puedan tener entre ellas será la inclusión de aromas o algunos ingredientes especiales (que raramente superan los 3€) que no aportan nada a nivel de resultados, pero sí una mejora estética en el tacto o aroma del producto. Ten en cuenta que el ingrediente más caro siempre va a ser el marketing que lleve ese producto (o marca) detrás.
  4. Las cremas de grandes firmas o avaladas por un médico (o celebrity) NO son mejores. Volvemos al punto anterior. El hecho de que nos la recomiende tal famoso (ya sea médico, actriz, cantante…) o que detrás esté una gran multinacional no implica de que hayan cremas superiores en el mercado con los que obtener los mismos o mejores resultados.
  5. Las cremas naturales o artesanales NO producen menos alergias. Ojo: los controles sanitarios que siguen este tipo de productos son menores que los que sufren otro tipo de cosméticos, que sí suelen invertir en controles o estudios para conseguir productos más hipoalergénicos y seguros.

También te puede interesar