#Gastronomía Semana gastronómica del atún en el hotel Villa Cortés

villa-cortes-carpaccion atun

@modacanaria | Semana Santa es una buena oportunidad para disfrutar de las mejores instalaciones hoteleras de nuestra tierra. La oferta abarca todos los gustos y opciones: desde apartamentos hasta hoteles de gran lujo entre los que se encuentra mi preferido, el Hotel Villa Cortés. Sí, ahorraros muchos meses para darnos ese capricho y al final acaba valiendo la pena.

Es la tercera vez que vamos en los últimos cuatro años. Siempre ha coincidido con mi cumpleaños (septiembre por si alguien quiere apuntarlo en la agenda), pero en esta ocasión y por motivos laborales elegimos la pre-Semana Santa. La habitación era espectacular pero este post no va dedicado a la 503. Nuestras letras tienen un objetivo concreto: contarles que han creado un menú degustación excelente en el restaurante Tiziano (dentro del hotel), para estos días donde el atún rojo será el gran protagonista.

La foto lo dice todo (FACEBOOK)
La foto lo dice todo (FACEBOOK)

Hace una semana me sorprendía esta foto que vi en el Facebook de uno de los cocineros que más admiramos de nuestra tierra, Adrián Bosch. Él, junto a otro gran profesional, Diego Schattenhofer y el resto del equipo posaron ante este enorme ‘Toro Rojo’ de más de 250 kilos que recientemente se pescó en aguas cercanas a nuestras islas. “Llevábamos más de un año esperando algo así y por fin lo hemos conseguido”, nos afirmó Diego. El atún, después de ser despiezado, ya se encuentra a -60 grados bajo cero listo para servir. Y desde ya se puede saborear varios platos exquisitos.

La cena

El menú degustación está compuesto de tres platos más un postre: el Carpaccio, Tartar y un Tataki. Todos ellos con el atún como gran protagonista.

villa-cortes-carpaccion atun

 

tartar-de-atun-villa-cortes

tsatsiki-villa-cortes

La temperatura de los platos era la ideal y, aunque el producto principal fuera el atún evidentemente los sabores de cada uno son completamente distintos. Desde el suave sabor del carpaccio (parecían lonchas de un pata negra y te lo sirven con soja y wasabi para darle un punto oriental), hasta el tartar sobre una fina capa de guacamole y aderezado con caviar australiano y el Tataki que pedimos poco hecho para disfrutar de su sabor. Este menú lo saboreamos con un blanco seco riquísimo. Y para finalizar, un surtido de postres elaborados por el equipo de cocina del restaurante.

De izquierda a derecha, un placer para los paladares: alfajor, pasando por una tarta sacher, el snicker (es clavado), y un trufado de chocolate deliciosos. No es necesario alojarse en el hotel para reservar en el restaurante. En este o en cualquiera de los otros con los que cuentan. Y para un almuerzo o cena especial o de celebración vale bastante la pena. En estas fechas es más que ideal que ya saben que no se puede comer carne.

postres-villa-cortes

También te puede interesar