Entrenando bajo el sol

entrenar bajo el sol

Rubén Delgado | Se acerca el verano y por ello los días de mucho calor y para aquellos que amamos el deporte podría suponer un “problema” a la hora de entrenar. Es evidente que las condiciones climatológicas afectan en gran medida al rendimiento de la persona a la hora de practicar deporte, por ejemplo el hacer ejercicio aeróbico a una temperatura superior a 30  grados nos provoca un aumento de la sudoración, un incremento considerable de la frecuencia cardiaca, disminución del volumen plasmático en sangre y mayor generación de ácido láctico. Todos estos factores harán que nuestro rendimiento sea inferior al habitual y que tengamos que extreman  ciertas precauciones para no sufrir consecuencias desagradables (calambres, gran sensación de sed, o aumento de la fatiga).

entrenar bajo el sol

El mejor consejo que se podría dar en estos casos es no ejercitarse en las horas de mayor calor del día (aconsejable entrenar a última hora de la tarde), estar bien hidratado antes y durante el ejercicio (ingerir sales minerales), llevar ropa fresca y ligera y reducir el ritmo de entrenamiento.

Cada cual se conoce a sí mismo y tal vez opten por el descanso en estos días, pero para aquellos que decidan practicar deporte, adelante, pero por favor sean precavidos.

También te puede interesar